martes, 13 de diciembre de 2011

Paredes Catalanoaragonesas











La verdad es que en este puente de invierno tenía mis pensamientos en ir a esquiar, pero pasaban los días y seguía todo tan seco como al principio, no había nieve ni en Guadarrama ni en el Pirineo ni tan siquiera en Alpes, así que pensé en ir a escalar a levante con el calorcito y las juergas, me puse en contacto con mi amigo Josemari y en cinco minutos cambio mi plan. El miércoles por la tarde estaba de camino hacia Puente de montañana.

A las 5 de la mañana estaba dando tumbos por la habitación sin creerme aún que nos teníamos que ir. Media hora de coche, una hora caminando con la frontal por una pista hasta la cumbre de la pared de Aragón y al amanecer con un frio de muerte bajábamos por la feixa en busca de la Pilastra dels voltors, para el que no sepa catalán es el pilar de los buitres, vamos que estaba como en casa.

Yo esperaba una roca mejor en un lugar tan mítico como Montrebei pero al parecer, aunque se me llenaron varias veces los ojos de tierra en las fisuras, el calcáreo es en esta vía muy superior a otras de la zona, eso sí tengo que resaltar el espectacular largo 7º un diedro babaresa excepcional.

Pensábamos hacer una vía en Terradets, pero en el desfiladero había una niebla acompañada de viento y frío que nos hizo desistir, así que nos trasladamos al vecino pueblo de Ager y allí arriba en el Cap del Ras a las 11 de la mañana empezamos a escalar al sol y con una temperatura bastante agradable, la vía se llama "Inversión térmica", nombre perfecto para situación perfecta.


El sábado también habíamos planeado hacer una vía en la pared de Bagases de Terradets, pero el desfiladero estaba aún peor que el viernes, y entonces !!!!!!!!!!!!!, pues otra vez al Cap del Ras pero esta vez con más frío hasta que se despejaron las nubes, la niebla quedo abajo y un mar de nubes cubría las llanuras leridanas acoyonat nene.
La vía elegida fue la Niltina, un poco rara y rebuscada que atravesaba varias feixas, lo mejor fueron los dos últimos largos con calcáreo franjeado de primera .

El domingo ya no queríamos hacer una vía en Terradets, con la maleta a cuestas nos fuimos para Vilanova y allí en la roca alta nos apretamos la Peque mantecas, clásica donde las haya con una buena colección de clavos de todas las edades. La anecdota del día fué que se me cayo un pie de gato desde la última reunión, no dábamos un duro por el, pero hice la promesa de ponerle una goma si lo encontraba y el Josemari el más incredulo entre los incredulos lo encontro a varios metros del pie de la pared.

Desde entonces vive sin creerselo.

































3 comentarios:

  1. Me ha salido mejor de lo que esperaba tras 2 horas contra el ordenador

    ResponderEliminar
  2. Oooooléeee!
    Envidia sana me dais...

    ResponderEliminar